19arcoiris’s Weblog

Just another WordPress.com weblog

Festival de Cine de Sevilla

PALMARES

GIRALDILLO DE ORO SECCIÓN OFICIAL: Back Soon de Sólveig Anspach (Islandia-Francia).

GIRALDILLO DE PLATA SECCIÓN OFICIAL: Katia’s Sister de Mijke de Jong (Holanda).

PREMIO ESPECIAL DEL JURADO: Gomorra de Matteo Garrone (Italia).

GRAN PREMIO DEL PÚBLICO: Bienvenidos al norte/Welcome to the  Sticks de Dany Boon (Francia).

 

 

GIRALDILLO DE ORO SECCIÓN OFICIAL EURODOC: La madre/The mother de Antoine Cattin y Pavel Kostomarov (Suiza-Francia-Rusia).

PREMIO EURIMAGES: Il Divo de Paolo Sorrentino (Italia-Francia)

PREMIO ESPECIAL por su larga y fecunda trayectoria al director polaco Andrzej Wajda.

 

 

noviembre 15, 2008 Posted by | Cine | 2 comentarios

Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci)

                                               

53 EDICIÓN

                                                                   

PALMARÉS

Premio UIP Valladolid
Jurado Internacional

.:: LÄGG M FÖR MORD

Magnus Holmgren / Suecia / 2008 / 8′

 

Premio Especial del Jurado
Jurado Internacional

.:: TEK NOTALIK ADAM

EL HOMBRE DE LA NOTA
Daghan Celayir / Turquía / 2008 / 14′

 

Espiga de Plata al Cortometraje
Jurado Internacional

.:: HACE TIEMPO PASÓ UN FORASTERO

Jose Manuel Carrasco / España / 2008 / 20′

 

Espiga de Oro al Cortometraje
Jurado Internacional

.:: CAREFUL WITH THAT AXE

Cuidado con el hacha
Jason Stutter / Nueva Zelanda / 2008 / 2′

 

Premio a la Mejor Dirección de Fotografía
Jurado Internacional

.:: MARIA LARSSONS EVIGA ÖGONBLICK

Los momentos eternos de Maria Larsson
Jan Troell / Dinamarca, Suecia, Finlandia, Noruega / 2008 / 130′

 

Premio a la Mejor Música
Jurado Internacional

.:: FRYGTELIG LYKKELIG

TERRIBLEMENTE FELIZ
Henrik Ruben Genz / Dinamarca / 2008 / 93′

 

Premio al Mejor Guión
Jurado Internacional

.:: FRYGTELIG LYKKELIG

TERRIBLEMENTE FELIZ
Henrik Ruben Genz / Dinamarca / 2008 / 93′

 

Premio a la Mejor Actriz
Jurado Internacional

.:: MARIA LARSSONS EVIGA ÖGONBLICK

Los momentos eternos de Maria Larsson
Jan Troell / Dinamarca, Suecia, Finlandia, Noruega / 2008 / 130′

 

Premio al Mejor Actor ex-aequo
Jurado Internacional

.:: ESTÔMAGO

Marcos Jorge / Brasil, Italia / 2007 / 100′

 

.:: LA BUENA NUEVA

Helena Taberna / España / 2008 / 108′

 

Premio “Pilar Miró” al Mejor Nuevo Director
Jurado Internacional

.:: ESTÔMAGO

Marcos Jorge / Brasil, Italia / 2007 / 100′

 

Premio Especial del Jurado
Jurado Internacional

.:: RETORNO A HANSALA

Chus Gutiérrez / España / 2008 / 95′

 

Espiga de Plata
Jurado Internacional

.:: EL FRASCO

Alberto Lecchi / Argentina, España / 2008 / 93′

 

Espiga de Oro por unanimidad
Jurado Internacional

.:: ESTÔMAGO

Marcos Jorge / Brasil, Italia / 2007 / 100′

 

Premio de la Crítica Internacional
Jurado FIPRESCI

.:: LA VENTANA

Carlos Sorín / Argentina, España / 2008 / 85′

 

Premio Especial del Jurado
Jurado Tiempo de Historia

.:: HAROLDO CONTI, HOMO VIATOR

Miguel Mato / Argentina / 2008 / 78′

 

Segundos Premios de la Sección «Tiempo de Historia»
Jurado Tiempo de Historia

.:: TRIP TO ASIA – DIE SUCHE NACH DEM EINKLANG

Viaje a Asia: La búsqueda de la armonía

 

.:: HOLLYWOOD CONTRA FRANCO

Oriol Porta / España / 2008 / 90′

 

Primer Premio ex-aequo
Jurado Tiempo de Historia

.:: 33 YAOUM

33 DÍAS
Mai Masri / Líbano / 2007 / 70′

 

.:: DAS HERZ VON JENIN

El corazón de Jenin
Marcus Vetter, Leon Geller / Alemania / 2008 / 89′

 

Premio Punto de Encuentro «La Noche del Corto Español»
Público

.:: GENTUZA

Gentuza
Javier Bertolaza / España / 2008 / 8′

 

Premio Punto de Encuentro al Mejor Cortometraje Extranjero
Público

.:: TAKE 3

Roseanne Liang / Nueva Zelanda / 2008 / 12′

 

Premio Punto de Encuentro al Mejor Largometraje
Público

.:: ÍNTIMOS Y EXTRAÑOS

Íntimos y extraños
Rubén Alonso / España / 2008 / 90′

 

18º Premio de la Juventud
Jurado Joven Internacional

.:: ESTÔMAGO

Marcos Jorge / Brasil, Italia / 2007 / 100′

 

Sección Oficial
Público

.:: EL FRASCO

Alberto Lecchi / Argentina, España / 2008 / 93′

 

11º Premio de la Juventud
Jurado Joven Punto de Encuentro

.:: DIE TRÄNEN MEINER MUTTER

BERLÍN-BUENOS AIRES. LAS LÁGRIMAS DE MI MADRE
Alejandro Cárdenas Amelio / Alemania / 2008 / 93′

 

Más información:

http://groups.msn.com/Cineideal

http://cineidealgrupo.wordpress.com

noviembre 2, 2008 Posted by | Cine | 2 comentarios

San Sebastián

Palmarés de la 56 edición del Festival Internacional de Cine de San Sebastián.

septiembre 28, 2008 Posted by | Cine | 5 comentarios

La soledad, de Jaime Rosales

Pues, sin ninguna duda, estamos ante una película polémica, ya que la polémica, por otra parte, está inmersa a diario en la mayoría de las situaciones de la vida. Cada uno lanza su opinión, en la mayoría de las ocasiones,  sin mayores reflexiones seguramente,  porque o bien ha pagado una entrada o bien practica el mayor deporte del país: opinar de todo sin saber de nada. Pero, sin duda, polémica también por haber recibido dos muy importantes premios de la Academia de Cine, buscando quizás la forma de galardonar caminos más arriesgados frente a  los más convencionales (y no por eso menos meritorios),  y romper una lanza a favor de un cine minoritario que asume en primer término bastantes riesgos económicos y también de otra índole. Y menos polémica por su tratamiento cinematográfico, porque la pantalla partida, la cámara fija y el sonido fuera de campo se inventaron hace ya mucho tiempo y aquí Jaime Rosales lo que hace es utilizarlos porque vienen bien para lo que quiere contar y cómo lo quiere contar. Y utilizarlos, además, de una forma más personal y menos convencional. Otra cosa es que su utilización exija un plus de atención por parte del espectador al que no está acostumbrado.   

                                                    

La película está dividida en cinco capítulos que van desarrollando las peripecias de los personajes desde lo más trivial a lo trascendente y presentando las relaciones entre ellos en toda su desnudez. ¿Simplismo?. ¿Confusión?. ¿Meticulosidad y lucidez?. Porque lo que trata Rosales es trasladar a la pantalla un retazo de vida, de la vida de todos los días, sin hallazgos literarios de impacto, con la atemporalidad de las situaciones que se dan a diario, con lo que tienen de estáticas y con lo que tienen de falta de interés, pero atendiendo los temas que se dan en la vida de cualquier persona en sus relaciones, un espacio en blanco, una discusión, el diagnóstico de una grave enfermedad a un ser querido e, incluso, la muerte inesperada, súbita. Todos hemos pasado por esas cosas y todo esto es relativamente fácil de escribir, pero bastante difícil de elaborar y de trasladarlo en imágenes, de darle un tratamiento cinematográfico y, seguramente, que ver este tipo de imágenes puede resultar monótono y aburrido a la mayoría de los espectadores que buscan otro tipo de acción o de intensidad. Jaime Rosales ha elegido un camino muy arriesgado. El dejar la cámara fija y que sean los actores los que creen el ritmo dentro del plano con su mirada o con su desplazamiento. Y ha elegido la división de la pantalla para desarrollar una acción simultánea o para seguir una conversación entre dos personajes en lugar de recurrir al plano-contraplano de siempre. Y eso, cuando menos, choca al espectador.

Uno de los hallazgos más significativos para mí es la fotografía, con un predominio absoluto de los blancos, de los tonos suaves, de la luz natural con pequeños apoyos, que aporta un elemento luminoso en contraste con lo más oscuro y vacío y monótono de los personajes. Y otro hallazgo es la incorporación de intérpretes muy poco conocidos o desconocidos en el cine, como Petra Martínez (toda una veterana en el arte de la interpretación) y que me recuerda el “descubrimiento” para el cine de María Galiana o el de Fernando Tejero en “Los lunes al sol”.

                                                   

Es esta, por tanto, una película de sumas y restas. En el haber, la valentía para buscar nuevos caminos de expresión, la ausencia de música (la banda sonora sólo recoge los diálogos y el sonido ambiente, sin una nota musical que puntúe una tregua o marque una transición). En el debe, la nula concesión al espectador no cinéfilo. Pero sería radicalmente injusto despachar este film con un “vaya pestiño” sin mayores argumentaciones. No conozco su anterior largometraje ni sus cortos, pero habría que intentar conocerlos para poder seguir su trayectoria.      

Dirección: Jaime Rosales.- Fotografía: Oscar Durán.- Montaje: Nino Martínez Sosa.- Producción: José María Morales, Jaime Rosales y Ricard Figueras.- Intérpretes: Sonia Almarcha (Adela), Petra Martínez (Antonia), Miriam Correa (Inés), Nuria Mencía (Nieves), María Bazán (Helena), Jesús Cracio (Manolo), Luis Villanueva (Carlos), Luis Bermejo (Alberto).- Duración: 130 minutos.

septiembre 22, 2008 Posted by | Cine | Deja un comentario

Enhorabuena a Bardem

Mi más sincera enhorabuena a Javier Bardem y, por extensión, a la familia Bardem. Cuando uno dedica su vida a una profesión, pública además, supongo que no hay nada más gratificante que el público reconocimiento a tu esfuerzo y a tu trabajo. Y el reconocimiento es notorio en este caso por la tradición y la importancia que tienen los Globos de Oro, antesala de los Oscars. Lástima que no haya podido recibir su premio con la pompa debida por la huelga de los guionistas que ha impedido la celebración del evento.

Javier Bardem tiene una trayectoria envidiable. Ha rodado más de cuarenta películas y su trabajo ha ido en constante progreso. La importancia de su arte y de su profesionalidad es indiscutible, sobre todo a partir del año 2000, cuando interpretó el personaje de Reinaldo Arenas en la película de Julian Schnabel “Antes que anochezca”. Y le han seguido hitos como el personaje de Santa en “Los lunes al sol”, de Fernando León de Aranoa o el de Ramón Sampedro en “Mar adentro”, de Alejandro Amenábar.

Y es una prolongación admirable de la saga de artistas de su mismo apellido y de tantos otros actores protagonistas y de reparto de los que está lleno el cine español, pero este es un tema del que habría que hablar pausadamente y en extenso. Felicidades, Javier Bardem.

enero 15, 2008 Posted by | Cine | 1 comentario

Dersu Uzala, de Akira Kurosawa

Si la tan extensa como magnífica filmografía de este director no nos abrumara, bastaría sólo con esta película para justificarle como director de cine y como ser humano. Por su sobriedad, por su sabiduría, por su belleza intrínseca, por su defensa de la naturaleza y de todos los seres vivos que la pueblan, por su exaltación de la amistad. No es tan frecuente en los artistas que la madurez les aporte la enorme serenidad de la que Kurosawa hace gala en este film. Y es esa serenidad la que consigue crear una película sencilla en su historia y profunda al mismo tiempo, en tanto en cuanto se entienda la profundidad por un estricto sentido ético de la vida, basado en el máximo respeto a todos los seres vivos.

Dersu es un personaje consecuente con su vida, y también con su ocaso y con su muerte. Más que un personaje diría que es un ser humano real que aparece, como en un juego de malabarismo, en la oscuridad de la noche diciéndoles a los soldados a los que más tarde acompañará en sus trabajos de topografía. “No disparéis. Yo soy gente”. Tan escueta y tan mágica resulta su aparición. Pero el personaje se va arropando, fundamentalmente, con su manera de moverse y de actuar. Y se va arropando con pequeños diálogos y con aseveraciones de una aplastante lógica, fruto de su sentido de la observación y de su experiencia (de los que depende su supervivencia en un medio bastante hostil). Hasta crecer. Hasta hacerse grande.

Para contar esta historia tan llena de humanidad, Kurosawa se sirve de una planificación extraordinariamente efectiva, concisa, bella, dando a cada plano la duración que requiere hasta agotar su sentido. Los que requieren casi un plano secuencia, largos. Los de transición hacia otra secuencia, breves. Cuando necesita ser descriptivo, mueve la cámara con elegancia. Cuando necesita escrutar a sus personajes, la deja quieta, fija; de modo que va construyendo e hilvanando sus secuencias con una gran sabiduría cinematográfica, aportando a la historia un valor añadido no sólo por lo que cuenta, sino por cómo lo cuenta. Especial mención merece por su belleza y su significado la secuencia en la que Dersu y el capitán Arseniev construyen un cobijo a base de ramas y espigas para evitar morir congelados en la tundra. Contra lo que algunos piensen, no es una película lenta, es una película pausada. Sus secuencias (partiendo de un flashback) se suceden con la pausa con la que unos meses suceden a otros y unas estaciones a otras estaciones.

Mientras vive en la naturaleza Dersu domina la situación, se sirve de ella sin esquilmarla. Cuando, en su ocaso, se enfrenta a la civilización, es él el esquilmado, por la falta de adaptación y por la codicia de sus semejantes, sin ninguna duda peores depredadores que el tigre que reina en la taiga. Hay que agradecer a Kurosawa su maestría, y a Dersu sus consejos, su comportamiento, su sentido de la amistad, agradecerle el ser “buena gente”.

diciembre 7, 2007 Posted by | Cine | 1 comentario

El hombre que nunca estuvo allí, de Joel Coen

El cine de los hermanos Coen, a mi entender, tiene una rara originalidad que lo hace enormemente atractivo. Es curioso cómo desarrollan sus historias partiendo de una idea casi nimia, cómo van tirando del hilo hasta componer una madeja, cómo sus guiones se van articulando con innumerables detalles que siempren esconden alguna sorpresa, algo inesperado que, de golpe, desencadena el drama. “El hombre que nunca estuvo allí” tiene, para mí, una particularidad añadida. La fantástica fotografía copiada en blanco y negro. La técnica ha evolucionado tanto, que de un negativo en color se saca una espléndida copia en blanco y negro con unos contrastes sorprendentes y una riquísima gama de grises.

                                            el-hombre-que.jpg

       Esa personalidad de los Coen los lleva a crear unos tipos singulares, como el del abogado,  el de la mujer del asesinado, el inventor del negocio de lavado en seco, etc., etc., con actitudes es posible que no intencionadamente hilarantes (es decir, a pesar del propio personaje) o que enlazan con el sentido del humor de situaciones y diálogos chispeantes y contundentes. A la pregunta del protagonista Ed Crane (fantásticamente interpretado por Billy Bob Thornton en su apatía y en su grisura) cuando su mujer le pide que se case con él le dice: ¿no quieres conocerme más? y ella le contesta: ¿por qué, vas a ser mejor?. 

   Esta historia de cine negro está narrada con un virtuosismo evidente, el modo de mover la cámara, las perspectivas, los encuadres con los elementos en diagonal creando una gran profundidad de campo en la que todos esos elementos se encuentran enfocados dentro del plano, con una creatividad, en fin, que siempre mantiene el interés del espectador.

   La historia se desarrolla de forma predecible hasta que, de forma inopidada, se desata la violencia. Todo ello se hace creíble por un excelente trabajo de los actores, todos conocidos y precedidos de no pocos méritos. Desde el citado Thornton, hasta Scarlett Johansson, pasando por la estupenda y obligada Frances McDormand y el no menos brillante “soprano” James Gandolfini.    

noviembre 28, 2007 Posted by | Cine | Deja un comentario

Millon dollar baby, de Clint Eastwood.

Hay dos cosas previas que tengo que decir sobre “Million dollar baby”. La primera de ellas es que no me gustan las historias cinematográficas narradas en “off”. La segunda, aún más anecdótica, se refiere a la consecución del oscar a la mejor película. A lo largo de la historia de los oscars hemos visto, a veces, que películas de una gran categoría cinematográfica contrastada quedaban incluso fuera de las nominaciones. Después de ver “Million dollar baby” me parece poco probable que en el año de su producción se rodara una película mejor que ésta, sin perjuicio de que se encuentren algunas de un alto interés.  El pulso de Clint Eastwood sigue firme. Aborda sus historias con la serenidad y la madurez que le aporta su larga trayectoria cinematográfica. Sin concesiones. En “Million…” construye, alrededor de su personaje (que él interpreta de forma impecable), para darle apoyo, para armarlo, para consolidarlo, una historia que nos habla de América, una vez más, sin complacencia; una historia que nos transmite sentimientos y nos muestra un mundo en el que se mueven unos tipos que no han triunfado por diversas causas,  y que arrastran y que sufren como pueden su soledad; y de cómo se entrecruzan en su vida empujándole a tomar decisiones o a lo contrario, hurgando en su personalidad y en sus recuerdos y, también, de la relación que se establece entre ellos. Utiliza, en éste caso, el mundo del boxeo para mostrarnos también cómo un comportamiento torticero (de los que tanto se dan en la vida) puede conducirnos al drama de forma irreversible.

                                                 million.jpg

      En mi opinión, “Million dollar baby” funciona porque todos sus elementos funcionan. Funcionan los diálogos, no exentos de ironía, que marcan la relación emotiva y profunda entre los personajes. Funciona el montaje, que nos sirve perfectamente una historia pausada, progresiva. A éste respecto he de señalar que, al menos yo, no me sentí tentado de mirar el reloj en ningún momento teniendo en cuenta que la película rebasa bien las dos horas de duración. Funciona la fotografía. Una fotografía deliberadamente decolorada, casi “sucia”, con mucho contraste y contraluz, al servicio de la historia oscura que se nos cuenta. El trabajo de Tom Stern es magnífico a ese respecto, aunque poco agradecido estéticamente. Stern es un antiguo colaborador en las películas de Eastwood (que lo ascendió a la dirección de fotografía en “Deuda de sangre” y lo confirmó en “Mystic River”) y que colaboró con Conrad Hall nada menos que en “American Beauty” y en “Camino a la perdición” -dos oscars de fotografía-. También resulta interesante casi la ausencia de música. Unas notas agudas de piano y de guitarra sobre el tema de Maggie. Mucho menos utilizada en la película que en la bso comercial. Se quedan casi solos, desnudos, el diálogo y la imagen, una imagen que nos ofrece la cámara siempre en una posición correcta para cumplir su función sin la más mínima estridencia.

      “Million dollar baby” sitúa ya, en fin, a Clint Eastwood entre uno de los más apreciados clásicos del cine moderno.        

noviembre 25, 2007 Posted by | Cine | Deja un comentario

Los chicos del coro, de Christophe Barratier

Dicen que la música amansa a las fieras. No es éste el caso. Sí se ensaya el adiestramiento de las “almas rebeldes” de unos niños a través del canto, a través de la música. Con éxito. Los años que sucedieron a la segunda guerra mundial fueron años difíciles para muchos, en muchos países. Especialmente para los niños, como suele suceder. Unos porque habían perdido a sus padres. Otros, porque aquéllos no los podían mantener. Y surgían estos colegios tutelados por algún benefactor. Con una disciplina bastante discutible, en éste caso el método de acción-reacción implantado por el director del colegio. Hasta que llega un nuevo vigilante, profesor de música en paro, que logrará cambiar totalmente la situación con su benevolencia y su terapia musical.

      Con éstos mimbres, el director de la película ha construído una historia sencilla, contada con sencillez pero bien entrelazada y muy bien apoyada en la fotografía y en la música. Todo se sucede con deliberada amabilidad hasta el desenlace, con un positivismo que transmite al espectador un sentimiento de ternura que le hace sorprenderse con frecuencia esbozando una media sonrisa.

                                       los-chicos-del.jpg

El profesor de música, encarnado por Clément Mathieu, se lleva buena parte del éxito de la película, muy bien secundado por sus pequeños colaboradores. El coro de “Les petits chanteurs de Saint Marc, Lyón” una verdadera delicia.

 Quizás se podría hacer algún reproche a un cierto maniqueísmo en la contrucción de los personajes y al tono edulcorado que envuelve toda la historia, carente de lógica en algunos detalles, seguramente por aquéllo de ser la “opera prima” del director, pero sin duda es una película muy recomendable, sobre todo porque el espectador -creo que habrá pocas excepciones- sale del cine contento y lleno de vibraciones positivas.  

noviembre 25, 2007 Posted by | Cine | Deja un comentario