19arcoiris’s Weblog

Just another WordPress.com weblog

José María Marín, trovero.

Atribuída al gran trovero del campo de Cartagena José María Marín. Me la enseñó mi abuelo y es posible que no esté reproducida perfectamente.

 

La encontré en el cementerio

Orando sobre una fosa

Feliz el muerto a quien reza

Una mujer tan hermosa

 

En lugar fúnebre y serio

Con el rostro demacrado

Orando con gran misterio

Por el alma de un finado

La encontré en el cementerio

 

Orando cual fiel esposa

A aquel que en vida perdió

Entristecida y llorosa

Estaba cuando entré yo

Orando sobre una fosa

 

Cuando volvió la cabeza

Para mirarme observé

De su rostro la belleza

Y entristecido exclamé

Feliz el muerto a quien reza

 

Dichosa el alma dichosa

Dije del mortal aquel

Que en esta tumba reposa

Cuando así llora por él

Una mujer tan hermosa  

Anuncios

octubre 10, 2008 - Posted by | Citas

5 comentarios »

  1. Si tu imaginación ha rellenado espacios que no recordaba, lo ha hecho perfectamente.
    Me ha encantado la trova y, parece mentira la cantidad de seres casi anónimos que podrían dar lecciones a muchos.
    Suena musical, melodiosa, con sabor antiguo, pero eterno.
    Gracias por traerla, vale la pena conservar este tipo de cosas.
    Abrazos.

    Comentario por Fonsilleda | octubre 10, 2008

  2. Pues si siempre he admirado mucho a las personas capaces de transmitir sus ideas o sus sentimientos a través de los versos, lo de los troveros es un caso aparte. No sólo es que improvisan sus versos, es que responden en un tiempo record al que les está interpelando. Todavía se siguen celebrando certámenes de trovo en la provincia de Murcia sobre el mes de agosto, alrededor del Festival del Cante de las Minas, en La Unión. Ha habido grandes troveros a lo largo del tiempo que han hecho las delicias de su público. Mi abuelo era un entusiasta de estas veladas, que después relataba y recitaba a sus nietos. Y creo que también se cultiva en algunos otros lugares, aunque yo no tengo información.

    Comentario por 19arcoiris | octubre 10, 2008

  3. de esta improvisacion,aclarar quiero
    que ni naci en la union
    ni soy minero,pero me gusta el trovo
    y a la union quiero.

    pedro 24-07-12

    Comentario por h | julio 24, 2012

  4. Esa versión, así, de memoria, es bastante fiel al original. Yo tengo la transcripción de un viejo compañero de trabajo, ya difunto, que conoció personalmente a Marín y recogió en papel buena parte de sus trovos. Se llamaba Miguel Luengo López, “Archivero Mayor del Trovo”. La versión que este señor me dejó decía así:

    LA ENCONTRÉ EN EL CEMENTERIO
    ORANDO SOBRE UNA FOSA…
    ¡FELIZ EL MUERTO A QUIEN REZA
    UNA MUJER TAN HERMOSA!

    En lugar fúnebre y serio
    con el rostro demacrado,
    orando con gran misterio
    por el alma de un finado
    LA ENCONTRÉ EN EL CEMENTERIO.

    Con dolor, cual fiel esposa
    que al ser amado perdió,
    entristecida y llorosa
    estaba, cuando entré yo,
    ORANDO SOBRE UNA FOSA.

    Cuando volví la cabeza
    para mirarla, observé
    de su rostro la belleza
    y, entristecido, exclamé:
    ¡FELIZ EL MUERTO A QUIEN REZA!

    ¡Dichosa el alma, dichosa,
    -dije- del mortal aquel
    que en esta tumba reposa
    cuando así llora por él
    UNA MUJER TAN HERMOSA!

    Comentario por Pedro | marzo 5, 2015

  5. Pues bienvenida sea la rectificación. Ya sabemos que la memoria es frágil. Mejor la transcripción. Muchas gracias.

    Comentario por 19arcoiris | marzo 22, 2015


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: